Lo que tú quieras, Diosa

Me lo dicen continuamente.

Los que ya han caído bajo mis cuidados saben que soy una dominante que exige primeramente que se rellene el formulario de clientes, lo que me lleva a hacerme una idea de lo que esperan y lo que desean, el por qué han contactado conmigo y qué necesidad desean que se cubra con las sesiones. En ocasiones no se trata del formulario y hablo con ellos por teléfono, preguntándoles, en una rápida entrevista, lo que buscan al contactar con Domina Ghalia.

No hay dos sumisos iguales, y el BDSM engloba una gran cantidad de prácticas que llevar a cabo, y no todas caben en sesiones de una hora. Y son muchas las ocasiones en las que les pregunto, al margen del formulario, qué es lo que buscan concretamente.

“Lo que tú quieras, Diosa”, me dicen. Pero eso no es lo que una dominante profesional como yo quiere, ni desea, puesto que lo tendré: a un perro a mis pies, a alguien confiado que sabe que realizaré sus fantasías en la medida en que sea siempre sano, seguro y consensuado. 

Dog training, sumision en Málaga, Domina Ghalia
                      Sumisos esperando mis órdenes para adorarme

Pero realmente, debes confiar en la Diosa: habla sin miedo, hay mucho que experimentar, y a Ghalia le gusta todo: dog training, si quieres ser un perrito a mis pies, ser educado y entrenado; los sissies, si quieres que saque tu parte femenina, que oculte tu masculinidad y salga a relucir la puta que llevas dentro; puede que desees la adoración, estar a mis pies, verlos, sentirlos, lamerlos, si te lo ganas, pintar mis uñas, cuidarlos. O simplemente necesitas alguien de confianza que te lleve hasta los horizontes de tu dolor, a ese terreno donde sólo se siente sin padecer y el cuerpo manda sobre la mente, sabiéndote cuidado y vigilado continuamente mientras disfruto de las mil formas que tengo de estimular tu cuerpo. Quizás quieres iniciarte en manos de alguien profesional, sabiendo que respetará tus límites, que tendrá en cuenta lo que deseas y lo que extrañas en tu vida, para iniciarte y encontrar tu camino en el BDSM.

Ven a mi mazmorra, pero habla libremente y dime lo que quieres. Yo disfruto con todo. Creo diferentes ambientes que te impedirán olvidarlo, olvidar lo que sientes en ese lugar donde el mundo queda fuera. A fin de cuentas, me dedico a esto, y siempre doy el 100% en todo lo que hago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.