Domina Vs. Dominatrix

Vaya por delante expresar que esto es una opinión personal anclada en el más profundo respeto por ambas tipologías o lo que yo he dado en separar en dos tipos de actividad profesional que tiene que ver con la dominación.

Personalmente establezco una diferencia muy marcada en mis actividades como domina de lo que se entiende o yo entiendo como dominatrix. Así pues, dedico esta entrada a comentarlo, pero siempre, como ya he dicho, desde una óptica de respeto máximo.

Para mí la dominación profesional es la labor que llevo a cabo en mi mazmorra, un espacio donde, después de escuchar al cliente, recreo lo mejor que puedo y sé la fantasía que tiene. ¿Fetichismo de pies? Ante ellos estarás y los sentirás en tu cara y tu cuerpo, los adorarás y olerás. ¿Sodomización? Te prepararé adecuadamente y sabrás lo que es ser usado por tu Diosa y su colección de juguetes. ¿Feminización? Tu masculinidad será erradicada, te comportarás como lo que se determine: sissy, puta, señora, viciosilla… Y mil prácticas más, desde el spanking clásico y la disciplina inglesa a la momificación.

BDSM Malaga Domina Ghalia

 

Pero la diferencia estriba en que en mis sesiones NO HAY SEXO CONVENCIONAL. No podrás llegar a tocar mis partes íntimas, no habrá penetración para conmigo ni sexo de ningún tipo.

Esa es la diferencia que yo establezco con las Dominatrix, dominas profesionales que SÍ tienen sexo con sus clientes, que los usan como juguetes sexuales por propia demanda y donde hay contacto genital mutuo. No entro en otras consideraciones, simplemente pongo mi límite en ese tipo de contacto.

Como yo hay muchas dominas que excluyen el sexo convencional de sus sesiones, a la par que hay un mercado especifico de dominatrix que sí que lo tienen y así lo desean sus clientes. Y es a ellas a quienes derivo al cliente que ve imprescindible este hecho en las sesiones.

De las mías saldrás con un recuerdo inolvidable de lo que es estar a los pies de una Diosa, pues me he entrenado para ello, cuesta esfuerzo a todos los niveles, personal, mental y económico, pues la formación no es gratuita. Pero nunca tendrás contacto íntimo conmigo: tu Diosa es inalcanzable para ti.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.