Dominación Financiera 2

Dominación financiera

Un tema que ya tratamos aquí anteriormente es la dominación Financiera.

En este caso lo que quiero delimitar es la diferencia entre sumisos de este tipo, así como lo específico de las prácticas y fetiches.

Según mi propia clasificación:

Sumisos de nivel 1: aquellos que buscan un poco de humillación, que necesitan escuchar de tus labios cómo te apoderas de lo suyo, cómo desean sentir lo que voy a hacer con MI dinero y, de vez en cuando, recibir algún premio. No necesitan mucho más. No buscan que sepas algo más de ellos, quieren discreción y no les preocupa el riesgo del posible chantaje que existe en esta práctica por parte de gente poco profesional o aprovechados, que son los que han teñido de temor esta práctica. Son esencialmente, gente que encuentra placer en que cederte su dinero, hacerlo tuyo y saber que lo estás usando para tus propios fines.

Sumisos de nivel 2: que son los que además de la humillación que suelen sentir al ceder su dinero y que tú lo uses a sus expensas,  quieren que sepas cosas de ellos para simular un chantaje (siempre de forma pactada y consensuada), pues encuentran placer en el riesgo y en el sentir que pierden el control y están en tus manos y que deben pagarte por ello.

Los sumisos absolutos o de nivel 3 son aquellos que encuentran un tremendo placer en cederlo todo. Igual que en el BDSM profesional, en este tipo de dominación financiera existe un componente de excitación en el intercambio total de poder, al sentir que no controlan nada, es más que tú manejas toda la información y la economía: sabes sus ingesos, sus gastos, juegas con tenerlos en el límite, que les dejes un mínimo disponible (de nuevo, todo consensuado previamente, de forma seria y profesional), y necesitan eso, sentir que se esfuerzan para satisfacer a su diosa, que los trata con la punta afilada de su bota; y harán lo que sea por complacerte.

ghalia BDSM profesional malaga

Dentro de la dominación financiera, también están los sumisos que van y vienen, esos que no pueden mantener una relación continua por sus propias situaciones, por lo cual, es algo muy importante para ellos que sea sin compromiso, tener esa tranquilidad que si se van, tienen las puertas abiertas a volver.

Muy resumidamente hablé de tres niveles, pero también tenemos intermedios, y fusiones, cada sumiso es diferente. Y a mí, personalmente, eso me encanta…

La dominación financiera, a fin de cuentas, es un fetiche especial y respetable, como cada uno de los fetiches que existen y que pueblan nuestras fantasías.

¿Cuál es el tuyo?

Un comentario sobre “Dominación Financiera 2

Comentarios cerrados.