Tiempos para la primera sesión de BDSM.

Tiempo para una sesión de BDSM

La primera sesión de BDSM

En la primera sesión de BDSM, muchos sumisos saben el tiempo que quieren pasar bajo los pies de su Diosa, otros quieren que tu misma lo elijas, y los iniciados no tienen muy claro que, es lo adecuado.

La experiencia de un sumiso hace que sepa qué aguante tiene en una sesión y para la primera sesión de BDSM en tus manos, orientativamente; la experiencia de la Domina hace que el sumiso pueda sobrepasar ese límite de forma progresiva, consensuada y siempre jugando con sus fantasías y llevándolas a más. Y ahí entra también el factor del instinto de la propia Domina.
Recibo todo tipo de sumisos o futuros sumisos. Como bien saben, cada perrito que puso una pata en mi dominio, el tiempo mínimo de mis sesiones es de 1 hora (excepto fetichistas de pies)  pero suelo recomendar, para la primera sesión de BDSM, hora y media; si tienes experiencia te puedo sugerir hasta dos horas. A partir de ahí, para el siguiente encuentro, ya puedes hacerte una idea de lo que quieres y suplicar por esa boquita linda.

¿Por que no digo mas de dos horas?

Independientemente de la experiencia que tengas, la hora y media suelo recomendarla a todo el mundo, principalmente porque me gusta que me conozcan y me gusta conocer al sumiso y este espacio de tiempo me permite adentrarme más en la mente y los deseos de los sumisos sin que resulte agotador para ambos. Es un tiempo idóneo, ni demasiado largo ni demasiado corto, de aproximación entre dos desconocidos y que el sumiso pueda salir tranquilamente sabiendo que se le va a respetar y a cuidar consensuadamente acorde a la fantasía pactada.

Siempre doy la opción de ampliar la sesión una vez termine, porque quizás en un primer encuentro, el sumiso se siente muy sometido y tiene la necesidad de querer pasar mas tiempo a mis pies, disfrutando de ese estado.
Cada sesión necesita una introducción, un calentamiento, (del que yo personalmente disfruto mucho), dejar que tu diosa vaya envolviéndote y introducéndote en su mundo, y que así, poco a poco, todo vaya avanzando de forma natural, poder examinar tus deseos, hacer que los confieses y los dejes salir sin pudor, como un buen sumiso, temblando de anticipación y ansia por más.
Una vez estés algo mas relajado, se puede empezar a probar cosas, jugar, o simplemente seguir las órdenes que tu Diosa tiene preparadas para ti.
Muchos quieren probar variedad, pero créeme, es mejor probar lentamente y disfrutar más;  no perderte ningún detalle de lo que estas sintiendo en ese momento, antes que hacer todo deprisa y corriendo por incluir más prácticas y sensaciones de una sola vez. Deja que tus deseos sean protagonistas, experimenta poco a poco y en profundidad.

Después de la sesión podrás darte una placentera ducha y cruzar unas palabras con tu Diosa si es que quieres contarle como te sientes, para que ella tenga un feedback y así poder ajustarse más a tus necesidades, sensaciones y expectativas para la próxima sesión.

Porque volverás, ¿verdad?

Un comentario sobre “Tiempos para la primera sesión de BDSM.

  1. Por supuesto que volveré.

    Me marco la primera y solo estuve una placentera hora que se me paso volando. Es indescriptible…..las sensaciones te desbordan….no se parece a nada que hayas probado antes…y…..en ningún momento me sentí incomodo.

    Quizás mi diosa tenga que abofetearme y recordarme que no debo disentir ni ser díscolo…..pero…..dos horas siguen siendo cortas.
    Estoy deseando recibir mi castigo, pronto y el máximo tiempo posible…..

    Gracias diosa ghalia…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.