Dominante profesional: cuándo acudir a ellas

dominante profesional ghalia

Dominante profesional: cuándo acudir a ellas.

En el mundo del BDSM Profesional, una se encuentra todo tipo de clientes, como ya hemos hablado anteriormente, muchos de ellos con necesidades muy marcadas y otros que realmente lo que pretenden es realizar una fantasía que llevan mucho tiempo soñando. Hay otros que llaman al teléfono de contacto por curiosidad, sin saber muy bien qué hacer ni qué les espera al otro lado.

Éste último es uno de los puntos que más preocupan, muchas veces, y por eso escribo este blog, se hace un esfuerzo desde el dominio por tener la web actualizada, fotos nuevas cada tiempo y disponer de nueva información en cuanto es posible para que se pueda ver que este es un negocio que evoluciona, que está vivo y que cambia por y para vosotros.

Así, también se me ocurre, reflexionando sobre los momentos en que han recurrido a mí como Dominante profesional, y escuchando lo que muchos me han contado al llegar al Dominio, veo que se recurre a estos servicios cuando concurren varios factores que os muestro a continuación, y que conste que no por ocurrir sea malo, sino que son detonantes que hace que alguien con esa necesidad se acerque hasta mis pies para poder calmar una parte de su alma necesitada.

domiante profesional Domina Ghalia

Relación Vainilla: en muchos casos recurrir a una dominante profesional sucede porque en casa, por unos u otros motivos, no se encuentra lo que se necesita. Ya sea porque la pareja no sea receptiva a la idea de la Dominación, porque no se atreva a exponérselo o porque las circunstancias no son las precisas y más ideales para las prácticas, y la necesidad, con el tiempo, siempre crece.

Deseo sin cumplir: cuando una fantasía empieza a arder en tu interior como una necesidad es hora de dejarla salir, de poder impulsar y dejar de desesperar. Porque ese deseo es algo que anida en el alma y, cuando se realiza, cuando se cumple, complementa a la persona de alguna manera. No son pocos los clientes que después de acabar respiran más tranquilos y salen con una actitud distinta.

Renovar con la pareja: ya son algunas las parejas que han venido al Dominio para aprender. La dominante profesional en este punto tiene un papel más de tutora que enseña a la parte dominante de la pareja a sacar todo el partido a un juego de rol ligero o profundizar en los conocimientos de una pareja BDSM que quieren incorporar más prácticas a su repertorio para ahondar en este mundo interesante.

Iniciación: en muchas ocasiones las iniciaciones a este mundo surgen como algo espontáneo, alguien se cruza en tu vida y se abre esta interesante puerta. Pero también existe el momento en el que teniendo el deseo lo quieres cumplir en manos de alguien que sepas que no te va a defraudar. Son interesantes estos cachorritos que llegan a mi puerta, nerviosos, con la necesidad a flor de piel, y que son de los más agradecidos al finalizar las sesiones.

Veteranos: cuando ya se sabe lo que se quiere, cuando el camino andado tiene años y mucha experiencia, al trasladarse por uno u otro motivo, el esclavo experimentado busca a una dominante profesional que pueda proseguir su trabajo, su entrenamiento y disfrute en su condición. Estos, normalmente, tras una o dos sesiones, probando su compatibilidad, suelen preferir los internamientos para continuar sintiendo su condición de esclavo, lo más real posible.

En definitiva, hay varios momentos, más que motivos, por los que acudir a una dominante profesional, que siempre intentará recrear esas fantasías, acorde a los límites, para que esos trocitos de alma necesitada se vean satisfechos.

Un comentario sobre “Dominante profesional: cuándo acudir a ellas

  1. Si alguna vez tengo novia estable y abierto en lo que al sexo respecta me encantaría poder llevarla a la mazmorra de Ama Ghalia.

Comentarios cerrados.