Bricosado: el placer en casa

Bricosado

Hoy hablamos de bricosado, una de las más divertidas formas de llevar a cabo tu kit de iniciación y complementar la mazmorra.

Muchos consideran que el bricosado está reñido con la mazmorra profesional, con los acabados en cuero y los remaches, pero yo no lo considero así. El bricosado es una magnífica e inventiva forma de crear los instrumentos que necesitamos, a veces a medida, que se adapten a las necesidades del momento, a la espera de la inversión afortunada que nos permita adquirir el material con mejor acabado.

Basta tener inventiva, interés y un propósito para formular un proceso que nos lleve a la herramienta necesaria; pero igualmente la mazmorra profesional se ve siempre más completa con los elementos de bricosado que necesitamos en cada momento o que hemos preparado para una sesión especial.

Esto nos lleva siempre a pensar en lo mismo: equipar totalmente una mazmorra; es un proceso largo, que no se hace de una sola vez, y a veces, el elemento de bricosado te resulta más práctico que el hecho por encargo al mejor ebanista. Por peso, medida, materiales…

bricosado room

Yo sigo teniendo mis elementos de bricosado en la mazmorra, con buenos acabados y remates y un poco de trabajo. Quizás hasta se le cogen más cariño, por el uso, por los recuerdos, y porque te lleva siempre a las raíces, al por qué empezaste en esto y cómo, en los días duros, y en las largas jornadas de trabajo. Esos elementos siempre están a la vista en mi mazmorra, forman parte de ella tanto como mis atuendos.

Sin duda el bricosado representa también un elemento divertido, y en internet se pueden encontrar muchos sitios donde se muestran los pasos para crear elementos y grandes guías del «Do it Yourself» tan de moda.

Se plantea, por ejemplo, usar las palas de pingpong como palas de spanking (algunas tienen caras lisas y rugosas alternadas), cuerdas que se pueden comprar en los bazares, para hacer algunos bondage (siempre teniendo en cuenta la seguridad, que sean cuerdas limpias y que se puedan cortar con facilidad en caso de necesidad; la seguridad es un elemento muy importante); cintas aislantes y americana (esta última es muy abrasiva) para algunas ataduras o castigos, hasta elementos como pinzas de la ropa (de madera para una tensión media, de plástico para los que soporten más dolor, dado que además están rematada en cresta).

bricosado jaula

Esa es la parte sencilla del bricosado. Luego tenemos las tutorizadas, como conseguir hacer tu propia barra espaciadora para tobillos o muñecas, torturapezones hechos con palillos chinos y gomas elásticas (también usados para la lengua e incluso pechos o genitales masculinos), con los que se puede ajustar mucho la presión en función de las vueltas dadas a las gomas elásticas.

Los pesos pueden realizarse usando vasos de plástico como molde y llenándolos de yeso o cemento, dejando que cuajen y pintándolos. Se pueden hacer diversos tamaños y pesos, para que la diversión sea mayor.

En resumen, el bricosado depende muchas veces de la inventiva que se tenga, de los materiales que haya a mano y también de pensar bien, ver que es seguro y entonces, ¡podemos empezar!

Os recomiendo algunas páginas útiles de bricosado:

Lo que no sabe Gray. Además de un blog actualizado y curioso en lo kink, muy completo en su sección de «juguetería». Podéis visitarlo AQUÍ.

El Arte del Bricosado. Con vídeos explicativos. AQUÍ

Sección de Bricosado de Creciendo como Arween que va creciendo poco a poco. AQUÍ

Hasta aquí esta sección. Puede que me anime más adelante y suba algunas cosas de las que hacemos en la mazmorra. Habrá que ver si lo pedís educadamente, perritos.

Recordad, igualmente, que si queréis disponer de una mazmorra profesional para vuestros juegos, Estudio Ghalia es un lugar donde hay dos en alquiler para vuestro disfrute. atrevete.estudioghalia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.