Testimonio de ELPCDM

Domina Ghalia y Domina Dansel

Estimada Domina Ghalia y Domina Dansel,

Buenas tardes, les escribo para agradecerles tanto a usted como a Domina Dansel su tiempo conmigo, y que me hayan impartido el castigo que me merezco.

Cuando me presenté estaba muy nervioso, y con dudas, tanto por ser el primer encuentro (había visto su web pero nunca le había estado en persona), como por buscar algo muy específico del encuentro (ser castigado por una mala acción de mi pasado) como por la duración, de 2 horas, pensaba que se me haría largo, cuando fue lo contrario, se me pasó volando.

No pasaré a detallar sus castigos, variados y adecuados todos ellos, pero sí resaltar que desde que volví a España tras trabajar fuera, que no encontraba unas dominas que me hiciesen sentirme totalmente en sus manos (espero que las sepamos valorar). Domina Ghalia posee una gran habilidad y experiencia, da una gran seguridad estar en sus manos. Y Dansel, a pesar de su juventud, posee una naturalidad, y da una impresión de disfrutar castigando, que le hace la compañía perfecta.

En general fui azotado, escupido, insultado, pinzado, sometido y humillado de distintas formas.

Y tras cada varios azotes tenía que pedir perdón por mi acción, repitiendo la frase ‘pido perdón a las mujeres, son un puto cerdo de mierda, un gusano asqueroso’  (cada vez mi disculpa era aumentada en longitud), mientras seguía recibiendo el castigo por el que vine. Hicieron conmigo varios juegos, para humillarme, y ponerme en mi lugar (hasta ser sodomizado por domina Ghalia dos veces, al ver que el primer strapon elegido era demasiado pequeño).

En particular me gustó que no se quedasen cortas, cómo castigaron mis pezones, o cuando estaba tumbado  recibiendo castigo sin verlo venir, o el dolor al recibir la cera caliente en mi espalda, mientras me disculpaba. Y me sorprendió mucho lo bien que me leían, hasta cuándo podrían llegar, sin excederse pero sin quedarse a medias, explorando mis límites (es muy difícil que te interpreten tan bien en un primer encuentro).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al final, terminé con el cuerpo dolorido (pero sin marcas, como les pedí) y habiendo sido justamente castigado y humillado por sus manos, que es precisamente lo que estaba buscando para sentirme mejor.

Gracias de nuevo por mi merecido castigo, es un honor haber sido castigado por dominas como ustedes. Y estoy seguro de haber aprendido la lección, no volveré a comportarme de esa manera nunca más.

Humildemente,

elPutoCerdoDeMierda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.