Fiestas BDSM. Espacios de libertad

ghalia

En el BDSM se celebran de tanto en tanto y en multitud de ocasiones fiestas a las que acudimos tanto profesionales como gente a la que le interesa y vive este mundillo.

Las fiestas en muchas ocasiones tienen un tema: látex, fetish, cuero, FemDom, PetPlay Parties… No hay dos iguales aunque se pueden hacer con relativa frecuencia. Y en cada una rigen unas normas de cortesía distintas.

Lo que sí has de saber si vas a asistir a una de ellas es atender siempre a varias normas básicas:

  1. Atender el Dress Code que se haya marcado para la ocasión. En las fiestas de látex/fetish suelen pedirse prendas de uno de esos tipos. Látex, vinilo, rejilla… Las peticiones más habituales suelen ser:
    1. Negro
    2. Elegant
    3. Nude
    4. Sexy
    5. Fetish
    6. Cuero
  2. Detalles de situación: es decir, si eres sumiso se pedirá que lleves collar. Pueden dar otros detalles para swingers, por ejemplo, que no quieren llevar un collar porque no son exclusivamente sumisos, como pañuelos, muñequeras o algún detalle similar.
  3. No jugar con las propiedades de otros sin permiso: aunque pueden haber demostraciones o cuidados/tratamientos a las parejas de la fiesta, no se debe interactuar con un sumiso/a de alguna Domina o Dom sin su permiso expreso.
  4. Espectáculos: en muchas ocasiones hay también espectáculos diversos en la fiesta de los que, como asistente, podrás disfrutar.
  5. Free Play: algunas fiestas tienen free play. Esto se refiere a que es una fiesta creada para la interactuación entre tops/bottoms donde se podrá jugar (siempre de manera adulta y responsable con el lugar y el espacio), y en ocasiones pueden disponerse espacios como mazmorras y salas para los juegos más intensos.
  6. Consumiciones: dependiendo del evento suelen haber consumiciones. Se suele recomendar no beber mucho dado que el alcohol no es buen compañero del BDSM y puede descartar las prácticas si no se encuentra uno en plenas facultades.

Las fiestas, en definitiva, son lugares de distensión, de pasar un buen rato y de tener la oportunidad de conocer a más gente del ámbito BDSM/Fetish donde poder disfrutar sin las «reglas» del mundo exterior, un lugar donde nadie te va a juzgar ni a recriminar tus gustos, tu sitio de esparcimiento donde reír, compartir experiencias, conocer más el mundillo si no estabas en él antes y poder preguntar con total tranquilidad e ir adentrándote más y más, sin ningún tipo de pudor. Porque al ginal, todos buscamos nuestro rincón de libertad.