Testimonio de un cornudo 5

ghalia

CAVILACIONES DE UN SUMISO CORNUDO -ACTO V-

Testimonio del cornudo en su quinto acto, siguiendo la sesión que realizó en su mazmorra.

anteriores:

Testimonio 1

Testimonio 2

Testimonio 3

Testimonio 4

————————————————————————————————————————

Mi novia vuelve a ponerme el coño en la boca y empieza a lamer mis pelotas, mientras Ghalia comienza a percutir con decisión perforando mi culo como una tuneladora.

Cuando el dolor ya casi ha desaparecido y oleadas de placer recorren mi cuerpo, noto que algo duro roza mi cara. Es el cabron del semental, está refregando su polla por toda mi cara, mientras con la punta del capullo estimula los labios vaginales de mi novia, que empieza a gemir.

Ese hijo de puta me está demostrando que mi novia es una zorra, pero que yo también lo soy, porque no hago nada por impedir que nos trate a ambos como sus juguetes.

“Clávale la polla cornudo…y lámele bien los cojones al Dios que se folla a tu novia.

Mira bien como una polla de verdad entra y sale del coño de tu novia y mantenle el coño abierto y sujeto con dos deditos en uve.

Así sientes las embestidas de este cabron reventándole el coño. Y tú a mirar, a callar y a lamer, puta de mierda, que es para lo único que sirves, mamporrero comepollas”

Ghalia expele un sonido gutural mientras aprieta los dientes en un rictus a medio camino entre una sonrisa y un esfuerzo.

Tu Diosa esta disfrutando con la escena y lo demuestra sin ningún filtro. Desata tal furia en tu ojete que sientes que te vas a correr pero no es un orgasmo habitual….tu Diosa ejerce la presión justa en tu “coño”, de forma que tu “clitoris-prostata” emite oleadas de placer que arrasan tu cuerpo.

Es un orgasmo interno, tántrico, íntimo, femenino….

“Asi me gusta zorra, que disfrutes y tiembles de placer mientras tú Diosa te folla como una putita”

“que significa ah? Cuéntame? Te pasa algo? Jajajajajajaja” te pregunta burlonamente Ghalia.

Tu Diosa ha roto a sudar….alguna gota de pura ambrosía cae sobre ti, y te encanta.

Su expresión cambia súbitamente y se enternece….acaricia con su sedosa mano tu cara y te sonríe mientras fija su mirada en la tuya….”Ahora le toca a tu novia” anuncia tu ama.

Ghalia saca muy lentamente el pollón que había enterrado en tus entrañas, y no puedes evitar abrir la boca y suspirar.

“A cuatro patas cornudo. Mírame bien porque me voy a follar a la puta de tu novia y tú vas a mirar mientras el semental que la tiene reventadita te folla a ti.”

Esto es demasiado….el hijo de puta que se ha follado a mi novia, encima me va a laconizar a mi?; Va a sodomizarme como hacían los soldados romanos y griegos con sus vencidos? Y todo, con el único objeto de humillarlos aún más y demostrarles su poder…

Rotundamente NO estoy dispuesto a pasar por eso. Frunzo el ceño y abro la boca para protestar, cuándo dos bofetadas firmes y potentes me cruzan la cara y me dejan en shock.

Mi Diosa me mira fijamente, visiblemente cabreada mientras señala con el dedo hacia abajo.

“he dicho que a cuatro patas, cornudo!!!”

“vas a mirar cómo follo y te van a follar.”

“No vuelvas a intentar replicarme o te juro por la Diosa Ghalia que te corto las pelotas y te convierto en un puto eunuco” declara solemnemente tu ama.

Con las mejillas ardiendo, humillo la mirada sumisamente hacia el suelo. Mi decisión, mi voluntad y mi razonamiento quedan derruidos en un segundo.

La fina y elegante mano de mi Diosa me sujeta suavemente por la barbilla, y eleva mi mirada hacia su rostro.

Su expresión es de la de una madre preocupada por su hijo.

“Lo hago por ti cielo. Necesito que seas obediente y un buen perrito.

Pero si te comportas como un niño malcriado, como una mierda de novio, mi obligación es castigarte.

Y no pienses ni por un segundo que me va a temblar la mano. No me voy a cansar de darte hostias si es necesario. Lo entiendes?

Soy incapaz de enfrentarme a esa Valquiria…a ese ser superior que me sobrepasa…y como si estuviera escuchando a otra persona me oigo decir a mi mismo

-“Perdóname Ama. Me he puesto nervioso, no volverá a pasar.”

-“Por esta vez, te perdono, Siervo. Espero no tener que repetírtelo.

Ahora quédate así a cuatro patitas y mira bien como me voy a follar a la guarra de tu novia.

Pero antes, te voy a clavar yo misma la polla del semental en tu ojete, para que veas que no pasa nada y no te de miedo, que ya se que eres un cagueta…..

Vale maricona? ..digo…cariño? “

Asiento con el rostro afirmativamente, abatido.

Mi Diosa roza su mejilla con la mía y me acaricia el pelo con sus dedos.

Entro en trance, absolutamente entregado a los mimos de mi Diosa, que conoce mis puntos débiles y manipula mi voluntad con caricias y arrumacos…

Conocedora de su poder, y de su triunfo, mi Diosa aprieta su cuerpo contra el mío y me susurra al oído

“asi me gusta perrito” “Tu ama decide por ti y te va a clavar la polla del macho que ha estado follandose a tu novia. “

“Contigo tu novia no disfruta, pero este rabo la hace gemir y correrse como una guarra.

Ahora, cornudo, este macho te va a demostrar el poder de su pollón en tu propio culito de puta.”

“Así podrás asumir porque no te mereces follar, y porque te mereces ser un puto cornudo;

Porque tu lugar, es ser un beta; y tu misión, chupar pollas de alfas..lamer sus corridas y consentir que os taladren el ojete a ti y a tu novia.”

La verdad que me revela mi Diosa, se me antoja insoportable por momentos, y gimoteo a punto de sollozar

“No te pongas en plan llorica, mierdecilla.”

“Te voy a convertir en una auténtica puta, con unos cuernos de ciervo que vas  a arañar todos los techos.”

“ Y te juro, por mi sagrado y regio coño, que te va a encantar, confía en mi”

“Ahora relaja ese culito de zorra, que mama te va a rellenar de carne cruda ese culito, como si fueras un alcaucil.”

“Venga putita!”

La Diosa agarra la enorme polla del semental, de rodillas detrás de mí, y golpea mi ojete con la punta de su verga.

El ojaldre empieza a picarme. Se ha encendido por arte de Ghalia, una hoguera de calor en mi ano.

“Quiero oír como me súplicas que te la clave, cornudo.”

Soy un pelele sumiso y voluble en las garras de mi Dueña…

“Clávame esa polla, Diosa Ghalia, te lo suplico”

Mi Ama, sonriendo malvadamente, agarra ese enorme glande y lo roza en circulos en mi ojal, presionando poco a poco hasta introducir esa enorme campana, lentamente.

“Ya tienes la punta dentro putita. Ves como no era para tanto?”

“Ahora, voy a ayudar con mi mano a clavarte la verga de este semental hasta los cojones.”

“ Lo voy a hacer muy muy despacito, para que disfrutes cada centímetro y cada segundo de una humillación que acaba de empezar, y que se va a repetir, a partir de hoy….cada puto día de tu vida.”

A cámara lenta, experimento como una enorme barra de carne durísima y palpitante, se abre paso dentro de mi.

Es descomunal.

Las paredes de mi recto parece que van a reventar, y abrazan con fuerza el pollón que antes ha reventado a mi novia, y que ahora profana mi cuerpo.

Gracias a que mi Diosa ha preparado mi ojete anteriormente, la enorme mole va entrando apretadamente, pero con relativa “facilidad”.

Puedo sentir que la inmensa verga que me posee, tiene vida propia.

Las paredes de mi ano atestiguan que el fabuloso cimbrel está plagado de gruesas venas, que bombean plasma a raudales, a ese monstruo que horada mis entrañas.

Ese pulso incesante como el caudal de un río bravo, mantiene esa magnífica e inigualable verga, henchida, dura e inexpugnable, como el acero mejor templado.

No puedo evitar empezar a gemir….

Es tan humillante….

La molestia sucumbe al placer…Me odio a mí mismo por permitir que el cabron que se ha follado a mi novia, me esté penetrando ahora a mi…

y no solo no hago nada por impedirlo…

me está sometiendo…

me está convirtiendo en su otra zorra…

y lo peor y más humillante…estoy gimiendo como una fulana..

Está dinamitando mi hombría…Y me está gustando…

Siento que sería capaz de darle hasta la última gota de mi sangre, para que ese sublime monstruo siguiera bombeando mi interior.

Ya no sé si lamento o celebro ser tan jodidamente guarra…Pero es un hecho que como mínimo, soy bastante, bastante puta.

Mi Diosa, leyendo mi mente, se recrea en mi conflicto, y lo reaviva aún mas. Lame mi mejilla y me susurra al oído “Ya la tienes toda dentro, guarrilla.”

“Escúchate…estás gimiendo igual que la puta de tu novia con este mismo rabo dentro de su coño.”

“No te da vergüenza? Ves lo guarra y arrastrada que eres?”

“Entiendes ya porque eres un puto cornudo de mierda? Jajajajajajajajajajaja

Mi Diosa, vuelve a lamerme la cara lentamente, me escupe una y otra vez sin premura, y acaricia con delicadeza mis pelotas con sus uñas. Premia mi entrega y suaviza mi sordo dolor con su  “cariñosa” y humillante atención.

Al cabo de un rato, se retira de mi lado y se coloca detrás de mi novia, observándome.

El semental no se ha movido a la espera de las órdenes de Ghalia; me mantiene totalmente empalado, inmóvil y, manso;  puedo notar sus gigantescas pelotas rozando las mías y su monstruo latiendo lentamente en mi recto, esperando el momento para desatar su furia.

Le pertenezco…me ha hecho suyo.

De repente me encanta sentirme ensartado como un pinchito moruno y me jode muchísimo ser tan puta – Siento que le chuparía esa polla voluntariamente, cómo una guarra barata, con tal de que volviera a clavármela hasta el fondo-

Joder…

Que me está pasando?

Ghalia acerca la cara de mi novia a un centímetro de la mía. Situándonos a ambos enfrentados a cuatro patas.

Mi novia me mira a los ojos con una mezcla de odio, celos, perversión y lujuria.

“Mírala bien a los ojos mientras la penetró” oigo decir a mi Diosa, mientras observó como mi novia abre la boca impúdicamente y empieza a gemir sin dejar de mirarme.

Se puede escuchar como la verga de Ghalia hace tope en el coño de mi novia, chapoteando en sus flujos.

Esta empapadisima la muy puta…

Nuestros labios se rozan debido al suave empujón, y mi novia exhibe obscenamente su lengua, que busca con avidez encontrar la mía.

“Bésame cornudo! Saborea la leche del cabron que te empala, y mira como disfruto con nuestra Ama Ghalia” dice mi novia fuera de sí, como poseída por un demonio del inframundo.

Ghalia sonríe radiante mientras agarra por el pelo a mi novia y comenta “ estoy tan orgullosa de lo que estáis aprendiendo…”

“Ahora os vamos a follar a los dos al mismo ritmo, putas” nos anuncia mientras busca la mirada del semental.

Ghalia y el macho alfa, tras una leve cuenta atrás, asienten y al unísono, mueven lentamente sus caderas hacia atrás y hacia adelante, iniciando una danza de placer infernal.

Mi novia y yo gemimos a la vez, mientras nuestras bocas abiertas intercambian el aire que desprenden  nuestros lamentos, y nuestras lenguas se entrelazan, al compás del vaivén del empotre.

Espontáneamente mi novia me insulta, mientras el ritmo de follada se va incrementando…Los cojones del macho empiezan a chanclear mi culo, con la misma cadencia sonora que Ghalia percute a mi novia.

“Puto cornudo, me encanta ver cómo te folla mi macho, y oír sus enormes cojones de verraco estrellarse contra tu culito de perra”

“ufff me pone cachondisima!! Reviéntalo macho mío, empotra al cornudo tan fuerte como antes hiciste conmigo!”

“ahhh mira como me folla tu ama, mírame maricon…uffff bésame ciervo…

“Como me pone lo puto sumiso de mierda que eres, hijo de puta!!!!!!”

“No me vas a volver a follar en tu puta vida.”

Continuara….

NOTA

El cornudo mamporrero agradece las  felicitaciones que algunos/as habeis hecho llegar a Domina Ghalia.

Esperamos con ilusión vuestros comentarios públicos en el blog, si es que os nace escribirlos, contándonos…si os ha gustado, os habéis excitado, os sentís identificados….cualquier cosa.

Vuestro calor, vuestro animo…así como alimentar y ampliar vuestras fantasías, perversiones, parafilias y limites, son….el motor que nos empuja a seguir escribiendo y emputeciendo vuestras mentes.

Por último y no menos importante quiero agradecer a mi Ama, Diosa, Señora, Tutora, y Amiga GHALIA el haberme aceptado como su siervo y sumiso;

Haberme permitido descubrir este mundo de su mano, sobrepasando nuevas fronteras y experiencias.

Haberme castigado, consentido, perdonado e instruido;

Haberme enseñado a disfrutar del placer de mi entrega, y del placer de su dominio y disciplina;

Sin ti, mi Ama, nada habría sido posible.

Y por eso nos atrevemos a decir, cómo ella nos enseñó, contando azotes…

SOY LA PUTA DE DIOSA GHALIA

En ella encontramos el brillo de la fusta eterna y la sublimación de los cuernos.

Que nuestra alma sedienta, y nuestra perversión, hallen refugio en la disciplina del spanking, slapping y el divino strapon purificador, de mano de la única y verdadera Deidad.

Diosa bendita, que tu dominio y manifiesta superioridad, hagan conocer al mundo la supremacía de las Dominas Celestiales, y de su Diosa Suprema, Ghalia.

Que a todos, les sea revelada la Verdadera Fe y la preceptiva Veneración y Obediencia Ciega a Diosa GHALIA.

Señora ten piedad. Diosa ten piedad.

A sus gloriosos pies.

Así sea.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.