Seguridad en el BDSM profesional

BDSM Profesional

Si es la primera vez que vienes a una sesión de BDSM profesional o no tienes muy claro lo que te vas a encontrar y lo que esperar, te voy a dejar un decálogo de las dudas más habituales y comportamientos. No un código que seguir sino más bien algo general que he extraído de cosas que me han preguntado o comentado antes y después de las sesiones.

10 Cosas sobre el BDSM profesional

1. No vas a ir a un lugar sórdido.

Las mazmorras no son lugares sórdidos. Efectivamente no vas a entrar en un largo pasillo de música machacona con gente rara mirándote. Ni luces rojas y semipenumbra. No son lugares apartados ni en malos barrios. Quiero que estés tan seguro como yo misma. No meterte en un lugar donde yo misma no iría.

2. No será un lugar sucio e infecto (a menos que lo pidas)

Pero quitando la última frase, la mazmorra es un lugar donde siempre reina la higiene y está limpio, así como los instrumentos y herramientas que se vayan a utilizar. No vas a llegar a un plató de rodaje de SAW.

3. Las prácticas pueden ser todo lo duras que tú quieras… pero con seguridad.

Es decir, que nunca sobrepasaré tus límites, incluso si tú dices que lo haga. Porque a veces, en plena sesión, los sumisos y sobre todo los masoquistas no ven claro el límite pero yo, que estoy al otro lado, leo las respuestas de la piel y del cuerpo, tu respiración, la rojez y las marcas. Sé por dónde vas y lo que el cuerpo puede soportar, estés o no en el subspace.

4. Contactar con la Domina

Sí, contactar con la Domina es necesario para concertar tu sesión, tu fantasía. Está bien que me cuentes de qué va y demás, pero para eso normalmente te remitiré al formulario de clientes que ya está estructurado para eso. No me llenes el canal de las redes sociales donde me hayas encontrado con conversaciones, porque no los uso para eso.
No suelo responder a los «Hey ola», «ola bb» ni cosas parecidas. Sé concreto y eficaz y tendrás la sesión antes de lo que crees, tan pronto como puedas estar a mis pies.

5. Todas las respuestas están a tu alcance

En mi web suelen estar todas o casi todas las prácticas que hago. Solo tienes que leer un pocoA y lo encontrarás. Me da igual que me pongas quince prácticas que te interesen en perfecto inglés o como lo hayas visto en los videos de tu portal favorito. En el formulario está todo, de verdad. Y además hay sitio para especificarlo. A veces una práctica tiene más de un nombre. Es lo mismo «lluvia dorada» que «Golden Shower», o «spitting» que «lluvia plateada». Porque lo pongáis en inglés no va dejar de ser lo mismo. 😉

6. El «lo que tú quieras» no existe

Eres tú quien tiene la fantasía, quien quiere venir, quien necesita postrarse a los pies de una Domina. Cuéntame en el formulario qué es lo que te impulsa, qué necesitas y si eres concreto más cerca estará de ser la fantasía como habías pensado.

7. Al hilo del anterior: cuidado con las fantasías

A veces lo que vemos en los videos no es 100% real o puede ser demasiado avanzado. Y yo no realizo prácticas extremas, recuerda siempre eso. Piensa que si es la primera vez que vienes puedes necesitar descubrir si lo que has fantaseado es lo que quieres de verdad, si se corresponde a lo que ves y lo que sientes es correcto. A lo mejor un spanking de alto impacto es demasiado intenso si no lo has probado nunca. Date tiempo, yo te guiaré. Confía en la Domina.

8. La sesión empieza cuando estés preparado

Es algo orgánico. Sale solo. Solo necesitarás que te haga un gesto. Te recibiré como a una persona más que viene, tranquilamente. No tienes por qué postrarte de inmediato, en plena calle. A lo mejor no es lo que buscas. Nos presentaremos y todo surgirá. Verás que es algo natural.

9. Rigurosidad

Los protocolos, el comportamiento, todo eso te lo da la experiencia. Te acordarás. Te enseñaré. Vienes para eso. Te diré cómo te tienes que dirigir a mí, pero nos ceñiremos a pocas cosas en cada sesión, para que sea más fácil de asimilar y puedas aprender. Y también ser castigado por tus fallos.

10. No tocarás a la Diosa.

Lo digo siempre y aparece en mi web y en mis anuncios:

NO HAY SEXO EN MIS SESIONES

Conmigo no, al menos. No me tocarás, ni podrás hacer prácticas sexuales conmigo (se puede pactar con una sumisa, si se da el caso). Ni me mostraré desnuda. Otra cosa son los fetichismos de pies, manos, brazos o piernas. Pero en ningún moment me verás desnuda. Las prácticas se realizan sobre ti, no sobre mí, eso tenlo muy claro para no hacerte ideas que no son. Simplemente porque yo lo elijo así. Hay otras profesionales muy respetables que sí lo hacen. Son formas de entender este mundo.

Si tienes más dudas o consultas puedes hacerlas y las responderé en otro post.