La fiesta 24/7, impresiones.

domina ghalia 24/7

De lo primero que quiero hablar es de agradecimiento.

Agradecimiento porque esta fiesta no habría sido posible sin vuestra asistencia y vuestro interés, por las ganas de venir a pasar un buen rato a esta mi casa, vuestra casa y rinción de libertad donde poder disfrutar, charlar y relacionarnos en el marco del cuero y las cadenas, del BDSM, dejando, al menos por un rato, al mundo fuera.

También agradecerle a mi equipo su implicación y su trabajo para que la fiesta saliera a pedir de boca, a todos los que trabajaron, supervisaron, participaron y ayudaron. Estos eventos no saldrían así de bien sin su trabajo y sus ganas.

También a los profesionales que vinieron a ofrecer sus conocimientos y espectáculo, a Güinipé Winy por su mini-taller de Feet Torture como al gran Muga Nawa por la performance de shibari que nos brindó.

postre

Por supuesto, como ya dije antes en mi publicación de Facebook, mencionar que los requisitos de asistencia serán aún más cuidadosos para el próximo evento a fin de evitar situaciones desagradables con gente que no sabe comportarse, que no entiende nuestros protocolos y no comprende cómo funcionamos, cómo no pueden tomar lo que quieran por llamarse a sí mismos «dominantes». Ante todo, lo que quiero que haya en mis eventos es, además de diversión y un entorno seguro, RESPETO. Respeto por las formas, por las propiedades y entre mis invitados.
Y de nuevo recordar que cualquier problema puede ser inmediatamente informado a mi personal de la fiesta, a Steward, mi mayordomo, que tiene autoridad para solucionar cualquier cosa que ocurra y a mí misma, que, como anfitriona, me ocuparé de que todo el evento sea siempre tranquilo, divertido, respetuoso y sobre todo, velar por las formas. Porque todos queremos divertirnos y a veces en un arrebato de entusiasmo alguien puede perder las formas.

Finalmente agradecer una vez más la confianza que despositáis en mí y en mi equipo y vuestra asistencia sin la que este evento no brillaría tanto, este pequeño rincón de libertad.

¡Nos vemos en el próximo!