BDSM como liberación: cuando la salida está en la entrega.

Llevo días dándole vueltas y comentándolo con Steward, mi mayordomo. Muchos sumisos que llegan hasta mi puerta lo hacen arrastrados por sus fantasías, por su deseo de conocer, experimentar y sentir. No son pocos los que contactan y mencionan necesidades, cosas que siempre han querido hacer pero su vida diaria, la ausencia de una pareja …