Plugs anales: castigo, oportunidad, placer

Ghalia Piernas Látex

Los plugs anales son una de esas cosas que una pareja compra por curiosidad y una domina profesional del BDSM colecciona con cariño.

Haber, hay mil, desde luego, y con muchos tipos de intenciones y objetivos. Algunos pueden ser casi estéticos (además de su uso penetrador y penetrante), otros de castigo, de ejercicio o de juego. Dejamos aparte el gancho anal del que ya hablamos anteriormente.
Vamos a verlos un poco más detalladamente.

Pero, ¿cuál es la anatomía de un plug?

Plugs de juego:

Estos son los más comunes, habiendo de distintos tamaños, calibres y composiciones. Para el BDSM muchas veces se emplean en inciación, sobre todo para los/las sumis que no tienen costumbre o han tenido problemas anteriormente. Van desde los más estrechos a algunos que ya empiezan a resultar un desafío. Pueden ser de látex, glitter o silicona médica (recomendando estos últimos).
Dentro de los plugs de juego hay muchísima variedad, entre ellos los «convencionales» con forma de perilla o los que recrean las tiras tailandesas. Tienen distintos tipos de asidero o mango, algunos den gancho y otros en anillo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Plugs joya:

Son plugs de metal, normalmente, o de silicona médica; con algún adorno al final como joyas, relieves o incluso colas de distintos animales (de imitación, por supuesto), que permiten asomarse o llevar a la vista. Son de los plugs más coquetos y «traviesos» ya que el bottom se afianza bien y no se suelen salir por lo que se pueden usar como «desafío» para llevar en público con más seguridad que los anteriores.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Plugs de castigo y/o entrenamiento

Son plugs que normalmente requieren de estar ya más avanzado. Algunos son inflables para ir trabajando la cavidad y el esfínter, otros son verdaderos desafíos porque entran prácticamente en el gaping, la inserción de objetos grandes y esto solo se debe hacer con mucha seguridad y si se conocen los límites, teniendo ya bastante experiencia en estos juegos. Desde la recreación de la pera de la angustia, que se abre como una flor ya insertado hasta los grandes que permiten jugar con aquellos que ya saben lo que es el desafío y tienen una elasticidad y capacidad probadas, estos artilugios son mucho más desafiantes y avanzados.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Vibradores y con anillas

Hay algunos que además ofrecen capacidad vibratoria para alargar más los juegos, otros que tienen formas anatómicas para el masaje prostático vibrante y también con enganches para el pene/testículos que permite hacer una presa única y son muy divertidos para torturar a los sumisos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Del strap-on ya hablaremos en próximos post. 😉