Testimonio del Niño Malo Madrileño

Esta noche, antes de dormir, recordarás esta imagen de ti lamiendo, saboreando el cinturón con el que te he dado azotes, este cinturón que ahora tienes el placer de adorar alrededor de la cintura de tu Diosa». Mi Diosa Ghalia me ordenó comunicarle dicha situación íntima antes de dormir y pedirle permiso para, en tal …